Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

Lo más importante y significativo de las festividades decembrinas es el reencuentro con la familia, esperar juntos la llegada de un nuevo año es el mejor aliciente.

Para la familia fariana durante décadas éstas fechas representaron un alto riesgo por el incremento de los operativos militares, bombardeos indiscriminados y arremetidas Psicológicas a través de los medios masivos de comunicación. Como medida de seguridad muchas veces se permanecía en un campamento durante el día y en las noches había que moverse para dormir en otro sitio; apenas el reloj marcaba la media noche, sin alumbrar, quienes dormían más cerca se levantaban a darse un abrazo y con murmullos desearse Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo.

En donde y cuando las condiciones lo permitiesen los manjares navideños se preparaban y disfrutaban con gran gusto y en muchas ocasiones se celebraba cualquier día de enero, si ya no había tanto riesgo.

Por supuesto que recordábamos a nuestros seres queridos, con nostalgia sí, pero con optimismo de que con nuestros esfuerzos tendremos en el fututo próximo amaneceres esperanzadores para todas las familias desposeídas.

Este fin de año, con el Acuerdo de Paz alcanzado, guerrilleras y guerrilleros celebran con mucho entusiasmo junto con las comunidades en las distintas Zonas de Pre- agrupamiento. Una buena comida típica, un juego de micro futbol, el intercambio de pequeños detalles, motivan las más sinceras sonrisas de las niñas y los niños en especial los de aquellas regiones y territorios más apartados, quienes disfrutarán los frutos de las trasformaciones que se abren paso con la implementación de los acuerdos.

Es común que en medio de las actividades, personas de las comunidades se acerquen a hacer preguntas o simplemente a expresar la enorme expectativa que tienen frente al proceso de implementación. Igual grado de expectativa surge de la guerrillerada, acompañada de la certeza de que el éxito de dicho proceso depende de la participación activa y decidida de cada una y cada uno de los Colombianos.

En definitiva, la gran familia fariana celebrará este fin de año, como el primero de muchos en medio del espíritu de la reconciliación, y el primer año nuevo de la Esperanza, por esa Paz que llevamos en el corazón.

Share