Nuestra Visión

Nosotras, las guerrilleras farianas, pero no solamente nosotras... Nosotros y nosotras, combatientes, militantes de las FARC-EP, del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, tenemos una visión global del mundo, una lectura de la sociedad. Y queremos exponer nuestros puntos de vista sobre temáticas variadas con un denominador común: nos interesa y lo queremos compartir.

Para las mujeres el aborto es milenario, siempre ha existido el abortado, si bien las mujeres que deciden abortar continúan siendo violentadas, existen luchas a nivel latinoamericano que hacen mella en este tipo de violencias generadas por el estado. Según una encuesta de Mesa por la vida y la salud de las mujeres, muestra que 65 % de los colombianos están de acuerdo con la legalización del aborto (sep/27 del 2017). Es entonces importante que este tema llegue a las comunidades periféricas quienes son las más afectadas. al ser un tema de lucha de clases. lo clandestino toma una relevancia en la vida las mujeres, son las clínicas y pastilleros quienes abusan de esta condición para continuar violentando el cuerpo de las mujeres, pues lo ven como un objeto. Ellas ponen su vida en riesgo en lugares no seguros y con procedimientos invasivos los cuales solo dejan mayor huella y dolor en la vida de las mujeres; ustedes dirán “entonces por qué lo hacen”. Durante muchas décadas las mujeres no podían decidir sobre sus cuerpos un territorio en el cual todos pueden decidir sobre él, menos ellas mismas.

Por otra parte, aunque la sentencia C-355 del 2006 de la corte constitucional, permitió un giro frente a la práctica de aborto esta penalización solo está permitida en ciertos casos como (riesgo de salud de la madre, embarazo producto de una violación o si el feto presenta malformaciones). Saber cuántas interrupciones voluntarias de embarazo (IVE) se han realizado desde el 2006 es entrara en algo incierto. Para las instituciones como Oriéntame, muestran cifras cambiantes según la fuente. A mayo de 2015, Oriéntame registró 37.925 IVE, frente a las 17.860 que registra Profamilia en el mismo periodo.

Es por esto importante borrar el estigma social que se tiene frente al aborto. Pues no solamente se necesita que se despenalice juridicialmente es necesario que se despenalice socialmente, que se reconozca la existencia de la práctica abortista. No querer seguir teniendo vidas sin garantías, se debe entender como una apuesta política y como una decisión que se debe respetar.

Este es un llamado a continuar tejiendo solidaridades entre mujeres generando un acompañamiento menos violento, pensando en ellas en una vida libre de violencias, se hace entonces necesario resaltar el trabajo que se ha venido realizando desde los pueblos del sur como lo es argentina y chile entre otros quienes vienen trabajando este tema, logrando hacer una marea verde en Latinoamérica, buscando respuestas de un aborto libre de violencias. Colombia no podría ser la exención en este camino de lucha. Apuestas políticas y de reivindicación feministas, acompañamiento y apoyo por la lucha del aborto seguro.

Es interesante evidenciar como Latinoamérica crea espacios propios del cuidado, como lo son las líneas de aborto las cuales logran impacto y acercamiento, con mujeres que habitan lugares como (corregimientos, periferias, pueblos etc). Es el caso de chile con las amigas y en la casa, Ecuador con las comadres, Peru Serana Morena, Colombia con las Parceras.

Apuestas político feminista que promueven la lucha por la interrupción voluntaria del embarazo (IVE). Acompañando de forma un poco más cercana, entre amigas, este tipo de apuestas permite que “la marea verde” esta como fue conocida este año. Por el trabajo que se realiza desde la red feminista de la Argentina (2003 asamblea por el derecho al aborto) “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal, seguro y gratuito para no morir”. Acciones que evidencian la lucha de los movimientos de mujeres en temas de salud reproductiva en la actualidad. Uno de esos escenarios donde los pueblos del sur se cuestionan, el lugar de poder por el cual se encuentra expuesta la mujer. Lograr que ya se lleve este tema a otros mundos. Posibilita que se despenalice la moral, sobre el cuerpo y en este caso el de la mujer, violentado, disminuido y sesgado por las pretensiones del mostro capitalista. Las cuales responden a dinámicas de fuerza y debilidad; donde mujer y hombre cumplen con roles. En este caso la mujer el rol de cuidado, respondiendo a dinámicas de inferioridad; donde no todas las mujeres se ubican. En este sentido el 28 de septiembre, Día internacional por derecho al aborto, nos pronunciamos por la vida de las mujeres libre de violencia. Seguiremos apostándole a todas las formas de resistencia donde la vida prime como un derecho fundamental.
Share